Isabelle Eberhardt -«Los diarios de una nómada apasionada»

«Estoy sola, sentada frente a la inmensidad gris de un mar murmurante… Estoy sola… sola como lo he estado siempre en todo lugar, como lo estaré siempre por el Gran Universo cautivador e ilusorio… sola, con todo un mundo tras de mí de esperanzas defraudadas, de ilusiones muertas y de recuerdos cada día más lejanos, tanto que se han hecho casi irreales. Estoy sola, y sueño… […]

[…] sola, sola para siempre en la soledad altiva y sombríamente dulce mi alma, seguiré mi camino por la vida, hasta que suene la hora del sueño eterno de la tumba… Y la eterna, la misteriosa, la angustiosa pregunta aparece una vez más: ¿dónde estaré, en qué tierra, bajo qué cielo, a esta misma hora dentro de un año?… Lejísimos, sin duda, de esta pequeña ciudad sarda… ¿En dónde? ¿Seguiré aún entre los vivos ese día?»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s