El día del fin de mi mundo

Hay un mundo en el que quiero estar; en donde los movimientos de cada ser van mas allá de sus posibilidades mientras bailan y desafían las leyes de la gravedad, en donde las barreras se destruyen a cada instante y las limitaciones ya no son un impedimento. En ese mundo la normalidad se impregna de sucesos extraordinarios y la cotidianidad se vuelve infrecuente.
Hay un mundo del que quiero escapar, rebalsado de ambiciones limitadas que no van mas allá de fantasías impuestas. Existen seres temerosos a lo desconocido, conformistas que obedecen, cadáveres en movimiento siendo controlados que van y vienen, caminan en un circulo interminable el cual llamo «monotonía».
Huyo, corro e intento penetrar en lo desconocido, hasta que tropiezo y vuelvo al mismo lugar una y otra vez. Cada tropiezo deja marcas que se van acumulando y me van consumiendo lentamente, pero no desaparezco, sigo intentando perseguir el mundo que creé, sigo escapando de una «vida» aburrida, me dentendre el día en que muera o moriré el día que ya no pueda continuar.

Maquevue (23-6-19)

un cuento de dos

Una vez fui del miedo, y ahora nada.
Una vez pise el suelo, y ahora nada.
Vos me cociste las alas,
ahora soy una versión que no esperaba.
Recordando mi vida anterior,
pensé en la energía que herede de vos.
Ahora vuelo muy alto,
hasta perder el aliento,
hasta que todo se haga pequeño.
Se que miras para donde voy
y que te perdes en el intento.
Una vez esperando a que volvieras;
el sol ilumino al verte regresar,
y tapo la oscuridad al verte sonreír.
Supe que estuviste llorando
y que estas extrañando,
a la niña descalsa y despeinada
que caminaba con vos de la mano.
Si un día lo llegas a leer,
recordá que me despido para volverte a ver.
Cerra los ojos y vas a ver,
que nada de lo que no quieras se fué,
que esa niña sigue ahí,
esperando a que regreses,
esperando a que la despiertes.

Maquevue









sIn ReLoJeS (Maquevue)

He vivido un tiempo serena

y he vivido un tiempo como es debido.

Hasta que me empujaste hacia la puerta

y descubrí mi clave.

Ahora el tiempo no existe;

así que quedemosno despiertos jugando hasta tarde.

Ahora todo es diferente…

ya no me va la normalidad,

ni la gente que cree en la verdad.

Ahora quiero andar sin pensar

con mis pies descalzos embarrados

con mis manos tus mejillas acariciar.

Ya no quiero pensar…

en que los lugares en que estuve cerraran,

o que las personas que quiero algún día no van a estar.

Solo queda por realizar mis propios deseos;

pero cuando sienta que todo se acabo

y cae cada deseo que me ayudaba a avanzar…

me esforzare por recordar,

mi oreja escuchando y tu voz diciendo:

«yo voy a estar acá»

-Maquevue (22/3/19)

Un Salto a lo Desconocido

Obedeciste por miedo; creyendo que haciéndolo, no iba a pasar nada de lo que no querías que pase. De pronto ese miedo se destruye y te das cuenta de que todo lo que no querías que pase, estaba pasando; todos tus deseos estaban siendo reprimidos y todos tus actos, hasta tus pensamientos estaban siendo limitados.

Ahora te lo cuestionas ¡y no es tarde!, nunca se es tarde para vivir-aunque sea un momento-. Ahora que el miedo no está, tomas todo  aquello o lo poco que tanto deseas y lo haces tuyo porque te pertenece, te pertenece en tanto lo desees con intensidad y sea posible alcanzarlo.

Sin pensarlo das un pequeño salto a lo desconocido, y sentís como tus pies están sobre tierra movediza mientras el caos se acerca y te abraza poquito a poco, destruyendo todo lo que te limita y a la vez provocando alboroto a tu alrededor, incitándote a desplegar tus alas y volar.

Maquevue, 2/3/2019

Bienvenida al Caos

Con el Fuego en las Pupilas

En el viven los momentos más intensos y hermosos, incluso cuando vivir signifique soltar o saltar y eso te angustie. De hecho, un salto al abismo puede significar entrar en él. ¡Cuidado! Acá no siempre hay tierra firme, despliega tus alas, las necesitarás.

No existe saludo ni ritual de bienvenida basta con soltarte el pelo, ponerte descalza, reír y no pensar. Tampoco hay pactos o juramentos. Serás caos si vienes o si vas.

Buscaras nuevas formas rompiendo límites, desbordarás el círculo probando tus fuerzas. Molestarás, incomodarás, inquietarás. Jugarás sin obligaciones recordando que: ¡Lo que sentís deberle a alguien te lo debes a vos misma!

Por eso… No le des forma a aquello que no lo tiene.

La singularidad del caos muere al definirla.

Desobedecer. Desbordar. Inquietar. Molestar. Incomodar. Estorbar. Blasfemar. Romper. Destruir. Destruir. Destruir. Rechazar. Negar. Criticar. Transgredir. Desacatar. Rebelar. Incumplir. Disidir. Confrontar. Atacar. Todo  esto, lo contrario y más…

Ver la entrada original 152 palabras más

Cuando Vivo

Me pregunto por qué razón comencé a volar, o siendo más específica, por qué me gusta tanto esa sensación que me da cuando me lanzo sin pensar, dejándome llevar…  Al principio creí que la tranquilidad que venía después de cada caída era lo que me satisfacía; pero ese pensamiento cambio cuando empecé a observar otro mundo, entonces me pregunte “¿Cómo es que la tranquilidad, siendo contraria a la viveza, me puede generar satisfacción?”. A lo mejor la tranquilidad es una especie de “consecuencia” que se produce después de cada caída; pero lo que importa es lo que se siente durante el vuelo -o durante el salto-: adrenalina, intensidad, dolor, viveza; aquellas cosas que ahora que lo pienso son las que realmente me satisfacen. Adrenalina porque hay riesgo, intensidad por la potencia del salto, dolor porque hiere dejando marcas, y viveza porque siento.

Poco conozco del mundo que acabo de nombrar, aunque me gusta observarlo y apreciarlo; está lleno de saltos, saltos que van más allá de lo conocido, saltos al abismo, saltos que llevan a estar vivo. Dan ganas de ser parte de él, sin embargo es difícil, porque al fin y al cabo… ¿quién no le teme a lo desconocido? Por eso admiro a quien se atreva a vivir el caos y espero también atreverme algún día.

-Maquevue

Respirar lo irrepetible (Maquevue)

Cuando algo es irrepetible hay que respirarlo…
Mientras puedo inspiro tu caos, sobre todo, cada salto que das (con pura intensidad)… Aquello lo guardo como recuerdos para cuando se manifieste tu ausencia.
No me gusta un momento sin vos, no me gusta un momento sin aquello. Parte de mi mente conserva olor a caótico para combatir la añoranza durante tu falta.

¡inspira cada movimiento y cada salto que des hoy!